Psicologia

Una cita psicológica se inicia cuando la persona siente una profunda necesidad de encontrar nuevos caminos que le permitan entender alguna situación de su vida la cual no le está generando paz o armonía.  La consulta individual y/o la Constelación Familiar se realiza con el propósito de profundizar temas específicos buscando nuevos caminos de comprensión y solución, además de mejorar el bienestar emocional, afectivo, espiritual, entre otros.

 

La cita inicial es de 2 a 3 horas e iniciamos con el estudio del árbol genealógico (Genograma), aplicación de pruebas de diagnóstico y retroalimentación de la información del cliente. Se continúan con 1  hora  cada 8 días.

En esta primera parte se logra una mirada integral de las influencias (lealtades, identificaciones, compensaciones, herencias inconscientes, etc) del sistema familiar, que comprende a los ancestros, familia de origen y familia actual, en el manejo de las relaciones consigo mismo y con el entorno, integrando  la historia personal y familiar.

Se continua por la identificación de la dualidad humana conformada por las cualidades y los aspectos a desarrollar (lo que llamamos “defectos”) y su relación con la historia personal y la herencia de paradigmas y creencias de otras generaciones, reconociendo mi luz y mi sombra interior, en papá y mamá.

 

El proceso de terapia se inicia por elección propia y llega hasta donde la persona decida.